Voy sin rumbo y ando a tientas. La lírica Melancholía de Rubén Darío