Las corrientes laicas, entre el poder y la oposición