Un arquetipo del tirano en El primero rey del mundo de Antonio Enríquez Gómez