El arte cómico. La defensa de tres profesionales: Lope, Barbieri y Perrucci